Translate

domingo, 15 de agosto de 2010

Taga

Trotaga, palabra compuesta de "Tro", mi burro, y Taga, una montaña de 2040 m. que se eleva majestuosa y solitaria. Subiremos el Taga con el Tro.



Preparar el equipaje, un reto o el arte de elegir entre lo necesario y lo prescindible.





Una excursión que comienza con olor a tierra húmeda, a soleada mañana, cuando aún las pequeñas gotitas, cual efímeros diamantes, se columpian en las ramas de pinos y avellanos.

La tarde anterior fue lluviosa, las nieblas se desperezan.
Subiendo a Coll de Pal y a pie de camino nos encontramos con una cruz de hierro, herrumbrosa por el paso del tiempo, clavada firmemente a la roca, orientada al Este precisamente por donde nace el día. Alguien le puso flores silvestres, ahora ya marchitas, las retiro y limpio la base.
Siempre pensé que aquella cruz recuerda a una persona, anónima para los caminantes, pero que probablemente vivió en estos parajes. Como fue su vida? Quien quiso evocar su recuerdo ?  
En silencio y pensando... leí no sin cierta dificultad, el texto que figura en el brazo de la cruz. A veces el tiempo, tanto en un sentido literal como físico, borra el mensaje... Lo transcribo tal cual está escrito.
AQIMURIOD.JOSEMARSENATTURALDECABALLERAFALLESIOELDIA22DENOBIEMBREDE1881 MURIOATACADODELFRIO
Siguiendo el camino, llegamos a Coll de Pal, un extraordinario mirador, "Tro" recibe sus primeras y "vacunas visitas ", mientras en el horizonte se forman unos potentes cúmulos.
Decidimos montar tienda, y al poco rato un fuerte aguacero acompañado de piedra, nos sumerge en el acogedor habitáculo, lectura, pensamiento, silencio y recuerdo nos acompañan.
 "Yo sé que tu, a pesar del miedo, me acoges con un  tierno silencio preñado de palabras...para que mis ojos puedan ver donde se funden los azules del cielo y los terrenales verdes, para que mi piel sienta la caricia de nieblas, brisas y lluvias, para que desde el silencio, pueda escuchar los latidos del alma.  Yo sé que tu a pesar del miedo, Yo se que tu... gracias"


Deja de llover, aparecen los últimos rayos de Sol y la noche tiende su manto. Por cierto, una musical noche...acompañado de un relajante concierto de percusión interpretado incesantemente por los cencerros de un nutridísimo coro de vacas y ovejas. a veces incluso con el o los mugidos de alguna que otra solista, rápidamente contestada por un disciplinado elenco.  

Amanece un día luminoso, aparecen los "managers" (entiéndase pastores) que como cada día, desplazan a sus cantantes hacia otros escenarios, para ensayar y preparar un nuevo concierto sesión de mañana, tarde y noche.
Nuevamente ascendemos a Coll de Pal, y girando a la derecha seguimos la cordillera hasta subir al Puig Estela (2013m .)
Avanzamos en dirección a la Portella de Ogassa salvando unos pasos rocosos que encierran una cierta dificultad al pasarlos con "Tro", con mucho cuidado, sin prisas y dejando que el animal vaya escogiendo el mejor camino nos cruzamos con otros senderistas. La presencia de "Tro" genera una agradable conversación y un recuerdo digital...
Sin duda que la presencia de "Tro" provoca una situación que convierte lo que podría ser un simple saludo en una pequeña conversación, y lo más importante, nos dibuja una sonrisa.

Nos gustaría que estas personas, a las que pedimos permiso para subirlas a la red, nos enviasen un mail a Terraderucs.
Un verde y aterciopelado manto nos va acercando al Taga. El Abad Oliba en un documento del año 1006 "...de uero Circi in Taga..."ya la cita. El origen de su nombre se pierde en los tiempos, es una palabra prerromana que significaría "Montaña grandiosa"
Hem fet cim ! la llegada de "Tro" significa para él, un premio convertido en galletas energéticas proporcionadas una y otra vez por niños y mayores.
Poco a poco la niebla va ganando terreno y emprendemos el descenso por las empinadas laderas. "Tro" va zigzagueando, buscando el mejor apoyo.
En Coll de Jou nos encontramos a Bet, con la que hablamos sobre  la agradable forma de viajar a paso de burro.
Pero como la vida, a veces las cosas cambian de forma imprevista. Llegando al pueblo, una torrencial y desmesurada lluvia nos sorprende, me coloco un impermeable,  un plástico a"Tro"y me refugio bajo un árbol, realmente esta diluviando. Ante mi estupor, aparece una persona que situada en la escalera exterior que conduce a una vivienda nos observa de forma insistente mientras nos estamos empapando. Un minuto, cinco minutos...y al fin tranquilamente entra en su vivienda.
Mientras sigue lloviendo, me quedo pensando, más allá de mi persona, en la esencia y en algunos comportamientos del ser humano, propios de las épocas no precisamente solidarias, en las que estamos viviendo.
Pero...aparece Eva de Peçallarga y me ofrece su teléfono para comunicarme con mi familia, gracias Eva.
Al fin acaba de llover, estamos empapados...y por más inri "Tro" no quiere avanzar por las empinadas calles  tiene miedo y resbala, pruebo de todas formas y "Tro" sin moverse... la situación se alarga y aparece una familia. Papa, Mama, y niños. Ante mi sorpresa sacan de su nevera, zanahorias, manzanas, verduras...para "Tro" y al mismo tiempo cámaras de fotos y vídeo, fotografían, ruedan vídeos de sus hijos desde todos ángulos y formas.
Sin duda que les monto un autentico y gratuito espectáculo en la puerta de su casa. Tendrán bonitos vídeos y fotos para mostrar a sus amistades... "Tro"salió beneficiado, su conductor, o sea una persona, ni un vaso de agua, ya no digamos una infusión calentita después de soportar tanta lluvia... En fin, nadie tiene obligación de nada, pero curiosamente en esta época de la comunicación, la incomunicación nos afecta.
Pero hay más seres humanos...una persona a la que no conozco de nada, me ofrece su furgoneta para bajar el equipaje de "Tro" hasta el bar del pueblo.
Con este hombre de mediana edad, llamado Toni, excelente y solidario, iniciamos una interesante conversación sobre la vida, entre rondas de cerveza tacos de jamón y aceitunas.
Fede, del Bar Cooperativa de Ogassa y ante mi mayúscula sorpresa, quiere entrar a "Tro" en el bar, situación surrealista y divertida de la que dejamos testimonio fotográfico
8, 9...de la noche. Toni con su furgoneta, lleva el equipaje hasta un punto cerca de terraderucs y Kitty de Muig me lo deja preparado a pie de camino, gracias Kitty.
Cargo de nuevo a "Tro" y ya con linterna (11 de la noche) llegamos a Terraderucs.
Toni, ya de madrugada, llamó por teléfono  a Terraderucs para interesarse por como habíamos llegado.
Seguiremos conversando y compartiendo, al fin y al cabo de esto se trata.

2 comentarios: